La endoscopia cerebral permite realizar procedimientos de mínima invasión para retirar tumores y realizar muchos procedimientos curativos por tan solo un pequeño orificio en el cráneo